viernes, 7 de diciembre de 2012

Las cuatro tortugas terrestres más grande del mundo

Exponemos los cuatro tortugas terrestres más grandes existentes en el mundo.

1.- Tortuga de la Isla Galápagos.


Las tortugas Galápagos, cuyo nombre científico es el de Geochelone nigra, son las tortugas más grandes que existen.
Estas tortugas estuvieron distribuidas por todos los continentes, excepto Australia y la Antártica, pero hoy en día solo podemos encontrarlas en zonas delimitadas como las islas oceánicas de Las Galápagos y en la isla Aldagra.
Viven cerca de la costa sobre suelos cálidos y secos de lava bañados por el Océano Pacífico.
Pueden alcanzar una longitud superior al metro y llegan a sobrepasar los 250 kilos.
En Galápagos se han reconocido más de 15 subespecies de esta tortuga, aunque a día de hoy solo sobreviven 11 y todas ellas en peligro de extinción como consecuencia de la caza, la destrucción de su hábitat, etc.


Se tiene conocimiento de tortugas que han sobrevivido hasta 14 meses sin comida ni agua

Las distintas subespecies de esta particular tortuga se diferencian en aspectos como la forma del caparazón, el tamaño, la longitud del cuello o la longitud de las extremidades.


2- Tortuga de Isla Seychelles. (No encuentro mucha información)





Es una tortuga de la familia Testudinidae. Es uno de los reptiles más amenazados del mundo, pues esta especie endémica de las Seychelles sólo mantiene una población de unos pocos especímenes en cautividad.






3.- Tortuga de Espolones.

La tortuga de espolones africana (Geochelone sulcata) es una especie de tortuga que habitaba buena parte del territorio del norte africano, en el borde sur del desierto del Sáhara, en el Sahel, y que actualmente casi sólo sobrevive dentro de parques nacionales y reservas de fauna. Está en vías de extinción en su hábitat debido al proceso de urbanización de su hábitat, la desertización, la agricultura, las pasturas, así como por el uso de su carne en la alimentación local y por la medicina tradicional.


Por su tamaño es la tercera mayor tortuga terrestre del mundo, y la mayor de las continentales (no originarias de archipiélagos).

Geochelone sulcata es la mayor tortuga nativa del continente africano. Después de las tortugas gigantes de las Galápagos (Geochelone nigra) y de las Seychelles (Geochelone gigantea) es la tortuga más grande del mundo. Tiene un caparazón de hasta 85 cm de largo y puede pesar hasta 100 kg en los machos. Tiene un pico robusto frontal con el que es capaz de derribar los obstáculos, incluso de un cierto tamaño. El espaldar es de color marrón claro que oscurece en los márgenes de las placas. La piel es de color marrón claro y las patas están protegidas por fuertes escamas muy pronunciadas. La tortuga de espolones africana debe su nombre por tener dos grandes espolones en la cara posterior de la región femoral.

4.- Tortuga Leopardo.


La tortuga leopardo (Geochelone pardalis) es una especie de tortuga de la familia Testudinidae grande y atractiva que vive en la sabana de África, desde Sudán hasta Suráfrica. Este quelonio es una tortuga de pasto que vive en zonas semi-áridas, en pastizales, aunque algunas tortugas leopardo se han encontrado en las zonas más lluviosas.

La tortuga leopardo es la cuarta especie de tortuga más grande del mundo y la segunda más grande de África después de Geochelone sulcata, los adultos pueden llegar a los 60 cm. Los ejemplares de gran tamaño pueden llegar a los 70 cm de largo, en las tortugas leopardo gigantes de Etiopía y Somalia pueden llegar a los 100 cm en casos excepcionales. El tamaño promedio de los adultos es de 35-40 cm con un peso promedio de 13-18 kg, aunque algunos ejemplares pueden llegar a alcanzar y medir 50-60 cm y llegar a un peso de 40 kg.

Es una tortuga grande y muy atractiva. El caparazón es alto y abovedado, y la pirámide escudo en forma de s no es infrecuente. El color de la piel y el fondo es de color crema a amarillo, y el caparazón está marcado con manchas negras, manchas e incluso guiones o rayas. Cada tortuga leopardo está marcada de forma exclusiva. Se caracteriza por un color predominantemente amarillo con manchas irregulares de color negro en todo el caparazón, pero algunos ejemplares pueden mostrar una mayor falta de negro que lo hace aún más especial. El plastrón es ligero, con características más oscuras. El caparazón tiene una forma piramidal. La piel de las patas y y la cabeza es clara.




Varias fuentes.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada